viernes, 1 de mayo de 2015

Desahogo

No sé cómo espero tener seguidores, si nadie me conoce ni tampoco quiero promocionar el blog. Pero da exactamente lo mismo.
Escribo esta entrada en un estado de depresión relativo. Es como una tristeza que te llega hasta los huesos y causa dolor físico. Suena cliché, pero tengo el corazón roto. No por amor. Todo lo relacionan con amor en estos tiempos, y eso fastidia. O por lo menos a mí me fastidia, particularmente.
Me preguntan si tengo sueño por las bolsas debajo de mis ojos, pero no. Tengo los ojos inflamados de tanto llorar. Pero respondo que sí, que tengo sueño, que estoy que me caigo dormida sobre el piso. Cuando uno está triste, tiende a mentir. Mentir está mal, soy muy consciente de eso, pero es típico y todos lo hacemos.

- ¿Qué te pasa?
- Nada

Pero sí. Nos pasa algo. Nos pasa todo.

- ¿Cómo estás?
- Bien.

Pero no. No lo estamos. Nunca lo estamos.

Y yo sé que muchas personas (en especial mujeres) se sentirían identificadas con esto.

Uno se refugia en lo que puede para espantar la pena. Yo en la música, la literatura, Dios, la familia. Otros en el alcohol, las drogas, las fiestas. Es claro, no todos toman las mejores decisiones.

Ahora bien. Las causas de mi pena son difusas y se hunden en la niebla. Nadie sabe lo que me pasa, porque yo decidí ocultarlo para siempre... el tiempo es relativo, un para siempre puede significar solo una etapa.

¿Qué hacer cuando estás triste? Porque yo, en vez de alejarme, me hundo más en la pena. Me encierro en mi habitación, me hundo en ensimismamiento, escucho música depresiva y pienso.
Pensar es lo peor.

No sé cómo acabar esta entrada. Lo ideal sería con un consejo, una moraleja o una frase poética.
Pero no se me ocurre nada, porque también la pena nubla la mente.

4 comentarios:

  1. En el libro Fahrenheit 451, que es de ciencia ficción y mundo distópico, se muestra una sociedad que prohíbe el saber y el pensamiento porque solo traen desilusión, tristeza y confusión, se crea una "sociedad de la felicidad" con una masa ignorante y superficial. Obviamente, el saber no es malo, es enriquecedor, te saca la rutina, te muestra horizontes, llena tu alma de sentimientos verdaderos, pues la superficialidad, te dará felicidad ignorante, sí, pero es vacía, nunca te sentirás completo.
    Esa es la postura en el libro, y estoy totalmente de acuerdo. Pero infinidad de veces he dicho "pensar es lo peor" pues sí, las veces que peor me siento ha sido por pensar demasiado. Y las veces que estoy alegre nunca pienso en nada, mi mente está vacía, mi cuerpo lleno de energía.
    Aún así, pensar es esencial para ser feliz. Me di cuenta que aquellas veces que me sentía feliz sin pensar, no era felicidad lo que sentía, no, era alegría, una emoción. La alegría es una emoción, no un sentimiento, es un estado de ánimo que no está sincronizado con tu alma, sino con determinados momentos y situaciones. Aquello me llevó a pensar ¿Cuándo me he sentido feliz? Porque, piénsalo, estás alegre muchas veces ¿pero feliz? La felicidad, estás completamente bien, el momento no se arruina cuando lo piensas, sino que es aún mejor siendo consciente de lo feliz que estás. Sin embargo, esos momentos de felicidad, de sincronización perfecta entre mi cuerpo y mi alma en un estado de paz, son muy fugaces. Finalmente, haciendo cuentas logré contar 4, en 16 años de vida he tenido 4 momentos de genuina felicidad. Y entonces pensé "Guau, qué valiosa es la felicidad"
    En cuanto a la tristeza, la profunda y genuina, creo que funciona de la misma manera que la felicidad, es un momento fugaz que se puede contar pocas veces en la vida ¿y por qué a veces se me ha prolongado por días, semanas, meses? (no he llegado a años) Esto me lleva a pensar que es como un terremoto que luego del primer gran impacto prosigue con unas replicas que equivalen a momentos de melancolía que replican la tristeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chucha, escribí más que en la entrada misma xD

      Eliminar
    2. Oh qué risa xD peeero muchas gracias por tu comentario/entrada, y encuentro que tienes toda la razón... creo que leeré ese libro :)

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar