jueves, 9 de julio de 2015

Consejo: Confianza ciega

Uno de los errores más grandes que puedes cometer es confiar ciegamente en una persona. Yo hube de aprenderlo a la mala, de la manera más fea posible.
De alguna manera siempre lo supe, mientras más quieres a alguien mayor será la caída de la decepción.
Y aunque lo sepas y te sientas preparado, cuando la deslealtad ocurre, el dolor no deja de ser enorme.
Así que, esta pequeñísima entrada la escribo con el único de fin de darte un consejo (no para desahogarme): NUNCA confíes ciegamente en nadie. Las personas más cercanas son a veces las peores. Así que no seas ciega o ciego, porque serás tú la ovejita trasquilada. Y eso es todo lo que tengo que decir al respecto.